La semana pasada fuimos a Valencia para asistir al Congreso Nacional de Medio Ambiente organizado por la Fundación Conama. Durante 3 días nos enriquecimos de experiencias de cambio y transición urbanas hacia la sostenibilidad gracias a este encuentro entre administración, académicos, asociaciones, empresas y organizaciones. La amplia oferta temática cubría desde la adaptación-mitigación al cambio climático, movilidad, energía, economía-circular, hasta la gestión de residuos y gobernanza mediante sesiones, debates, talleres y laboratorios de ideas.

Aparte de recoger ideas, propuestas innovadoras y tendencias, coincidimos con Joan Ribò (Alcalde de Valencia), Iñaki Prusilla (Ayuntamiento de Gasteiz), Enric Coll Gelabert (Diputación de Barcelona), Jose Mª Ezquiaga (Decano del Colegio de Arquitectos de Madrid), Ruud Schuthof (ICLEI – Gobiernos Locales por la Sostenibilidad), IHOBE (agencia vasca de medio ambiente), Efrén Feliu (Tecnalia), Jose Luís López Fernández (Asociación de Ciencias Ambientales) así como con nuevas empresas con soluciones muy interesantes para atajar el Cambio Climático y transformar y regenerar nuestros entornos urbanos para un mayor confort entre ciudadanos-naturaleza como María Lara Díaz (Ecoterrae), Jose Miguel Ferrer Gisbert (Green Urban Data), Nuria Preciado (Metro Huerto), Alvaro Anguix (gvSIG), David Bartolome (Car2go), Alejandro Balandrón (Great Ecology), Jorge Sánchez Cruzado (Biomatrix Water), Andrés Fernández (Ciudadano Kane) y Jordi Oliver i Solà (Inèdit), entre otros.

La infraestructura verde estuvo muy presente durante todo el congreso, así como la economía circular y el internet de las cosas (IoT). Nos parecen áreas especialmente relevantes para aplicar a nuestras metodologías, herramientas de gestión y planificación en las ciudades y regiones con las que trabajamos. Los documentos de buenas prácticas, casos de estudio, estrategias y planes de adaptación apoyados por guías metodológicas componen una base crucial para la implantación de medidas y actuaciones eficaces de no arrepentimiento (“no regret”).

El papel de soluciones tecnológicas para poder monitorizar y cuantificar el impacto de las medidas tomadas con soluciones naturales resulta de gran importancia en este nuevo periodo en el que nos adentramos. Los muestreos de percepción resaltan el interés de la ciudadanía por reverdecer el ámbito urbano y la sensibilización que se va generando en favor de las soluciones naturales (el 90% de los ciudadanos de la CAPV dice que el Cambio Climático es ya una realidad). La participación pública y la multidisciplinariedad en la administración y agentes del entorno urbano también resulta una metodología imprescindible para la renovación y restauración urbana.

Por último, queremos agradecer a la Fundación Conama la organización de este evento que nos ha servido para volver con la cabeza llena de fervientes ideas e integrarlas en nuestras líneas de trabajo y ofrecer un servicio al más alto nivel.

Deja un comentario