Un nuevo informe de la ONU, elaborado durante los últimos cinco años por un equipo de 250 científicos y expertos de más de 70 países, muestra que para que las políticas de mitigación del cambio climático sean efectivas, estas deben abordar sistemas completos –como la energía, los alimentos y los residuos–, en lugar de problemas específicos –como la contaminación del agua. Por ejemplo, un clima estable, un aire limpio y buena salud, son resultados interconectados. Por ello, a pesar de que las medidas de mitigación climática para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París costarían alrededor de 22 billones de dólares, reducir la contaminación del aire traería beneficios para la salud de 54 billones de dólares.

Deja un comentario