La empresa de comunicaciones Deutsche Telekom planea reconvertir 12.000 cajas de distribución de la red de telefonía e Internet en puntos de recarga para coches eléctricos, aprovechando que ya cuentan con alimentación eléctrica. De esta forma, la red de carga de Alemania, que cuenta actualmente con 10.800 puntos públicos en unas 5.000 estaciones, pasaría a tener más del doble de puntos de carga en 2020, sin necesidad de obras públicas.

La empresa ya cuenta con dos prototipos en funcionamiento en las ciudades de Bonn y Darmstadt , y planea tener los 12.000 puntos operativos en 2020. Entre las cajas de distribución reconvertidas, se prevén 500 puntos acelerados de hasta 150 kW, mientras que el resto serán estaciones de hasta 22 kW.

 

Experiencias similares se están probando también en Londres, donde Virgin Media ha reconvertido seis cajas de distribución en una prueba piloto, o en los países nórdicos, donde se han instalado puntos de carga en lámparas de alumbrado público.

Deja un comentario