Esta semana hemos estado en Madrid asistiendo al Congreso Nacional de Medio Ambiente 2018 (CONAMA), con la intención de nutrirnos de nuevas ideas, conceptos y experiencias que nos puedan servir para proponer proyectos de transformación hacia sociedades más sostenibles con la mirada puesta en el 2030 ya que “en la próxima década se van a acelerar las grandes transformaciones”.

En el transcurso de estos días hemos recogido el estado del arte en materia medioambiental y de regeneración urbana del entorno nacional. Con cierto grado de alarma ante las situaciones a las que nos enfrentamos y las que están por llegar, en el congreso brotaba la sensación de que el momento de generar ideas y proyectos capaces de alterar el rumbo insostenible de un crecimiento ilimitado es ahora. A los 8.000 asistentes les llegaba un mensaje claro: la necesidad por cambiar los hábitos y desarrollos urbanos adaptándolos a la biocapacidad del medio es urgente y debemos tomar decisiones radicales para mejorar la sostenibilidad.

En este contexto, se planteaban enfoques basados en la reutilización del agua, de la premura por implantar sistemas de retorno que eviten la generación de residuos, la desnuclearización y la entrada inamovible de las renovables (Ley de Cambio Climático y Transición Energéticas), la importancia de los espacios públicos y de las ciudades pensadas para el ciudadano, las posibilidades de integrar la adaptación al cambio climático en sectores económicos locales (Life Clinomics), la Nueva Agenda Urbana 2030 Española (2050, en el caso de Euskadi), la certificación forestal como mecanismo de adaptación, instrumentos fiscales como el céntimo forestal o los empleados para la rehabilitación de edificios, por ejemplo.

Ponentes de todo el panorama nacional como Teresa Ribera (Ministra para la Transición Ecológica), José Domínguez Abascal (Secretaría de Estado de Energía), Miguel Baiget (Ministerio de Fomento), Lola Ortiz (Ministerio de Hacienda y Función Pública), José Ignacio Asensio (Diputación Foral de Gipuzkoa), Gorka Urtaran (Ayto. Vitoria-Gasteiz), Elena Moreno (Gobierno Vasco), Ignacio Lapuerta (Gobierno Vasco), Mari Mar Alonso (IHOBE), Jon Such (Urbact), Pedro Marín (Ayto. Málaga), Antonio Serrano, (Fundicot), José Fariña (Universidad Politécnica de Madrid), José María Ezquiaga (Ezquiaga Arquitectura), Santiago Ochoa (Goiener), Efrén Feliú (Tecnalia), entre muchos otros, nos alimentaban de experiencias, dificultades, herramientas, metodologías, indicadores, formas de gobernanza e instrumentos de financiación con gran potencial de replicabilidad en nuestro territorio.

Ahora toca ponerse manos a la obra y componer proyectos ambiciosos capaces de dar respuesta a los desafíos socioeconómicos del territorio cumpliendo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las Nuevas Agendas Urbanas.

Os dejamos algunos de los mensajes más sonoros pronunciados durante el congreso:

  • “Hace falta la participación ciudadana, pero también liderazgo social en los proyectos de regeneración urbana” “romper la sensación de cliente del ciudadano” @angelmarinero @DGCyL
  • “La esperanza de vida está directamente vinculada con la vulnerabilidad del parque residencial” Ignacio Lapuerta @Gob_eus
  • “Se va a pedir a las ciudades un seguimiento de los indicadores de los #ODS recogidos en la Agenda Urbana 2030″ #MiguelBaiget
  • “Hay que tomar decisiones radicales para mejorar la sostenibilidad, estamos ante una situación de urgencia” Malaga
  • “Tras la rehabilitación de los edificios, ha emergido una forma proactiva de ser vecinos” @jordi_mas
  • “La renovación urbana es una gran oportunidad para adaptarse al Cambio Climatico, la excavadora va a entrar” @Ihobe_Eus
  • “Todos los servicios municipales deben impregnarse de la adaptación al cambio climático” @MADRID
  • “Por cada euro invertido en soluciones naturales tienes un beneficio de 940€ en salud”
  • “¿Qué mejor que ser dueño de tu propia energía?” @Ecooo_
  • “El modelo de futuro es el de la regeneración urbana, hay que trabajar sobre lo que ya hay” @JmEzquiaga
  • “Tenemos que plantar 30.000 árboles para alcanzar los niveles indicados por la OMS” (mínimo de entre 9 y 11 metros cuadrados de espacios verdes por habitante)
  • “Los ciudadanos nos ayudaron a restaurar un vertedero ilegal y transformarlo en un parque ecológico”
  • “No veamos el verde como un lujo, si no como una necesidad”
  • “La biocapacidad fue rebasada y ahora tenemos que repartir haciendo funcionar mejor lo que tenemos”
  • “Hay que reducir el transporte de personas, son impensables los viajes turísticos a gran escala”
  • “Generemos espacios de proximidad”
  • “Ciudades y barrios contextualizados con su entorno (dos ciudades de diferentes partes del mundo no deberían ser iguales)”
  • “Hay que repensar las ciudades hacia el peatón”
  • “Debemos introducir desorden “entropía” en la ciudad mediante la naturaleza. Y crear estructuras estables de participación”
  • En el barrio de Igualada, Barcelona, “se han utilizado viejas fábricas para acoger festivales de moda, conservando el patrimonio industrial” @bcn_ajuntament
  • “La vida útil de los vertederos va a ser muy escasa, hay que retornar y empezar a hacerlo ya”, Igor González @eurocontrol_es @ComunidadMadrid
  • “Los servicios ecosistémicos y los bienes generados por el mundo rural se tienen que pagar como forma para sostener el despoblamiento rural y reactivar las zonas rurales” @fundicot

Deja un comentario