Si nuestras emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero continúan según la trayectoria actual, la temperatura media del planeta aumentará entre 2,9 y 3,1 grados centígrados por encima del nivel preindustrial. A día de hoy, la temperatura ya ha aumentado 0,74ºC con respecto a dicho nivel de referencia. Este cambio, aunque no es el más amplio que ha experimentado nuestro planeta, es sin duda el más rápido, puesto que ha ocurrido en apenas 200 años.

La COP21 tiene por objetivo el limitar dicho cambio a un máximo de 2ºC. Un cambio mayor supondría cambios radicales en los patrones climáticos mundiales, un aumento en la frecuencia y fuerza de los fenómenos meteorológicos extremos (como ciclones  y sequías), un aumento en el nivel del mar y una acidificación de los océanos. Las implicaciones de dichos fenómenos son graves, poniendo en juego no sólo la integridad ecosistémica mundial, pero nuestra propia seguridad y bienestar. Se calcula que 2ºC es el mayor límite seguro antes de que el cambio alcance un nivel crítico e irreversible.

Es hora de pedir una acción decisiva por parte de nuestros gobiernos. La COP21 será un momento histórico, donde se decidirá el planeta que heredarán nuestros hijos y nietos. ¿Estaremos a la altura del reto?

 

 

COOP21naiderpost

Deja un comentario