El creciente impacto de la economía colaborativa infopost

La economía colaborativa, que tiene BlaBlaCar, Uber, o AirBnb como máximos exponentes, tendrá una facturación conjunta mundial de unos 300.000 millones de euros en 2025, según un informe de la OBS Business School en base a datos de la consultora PwC del que se hace eco El Economista. El informe, que cifra en más de 7.500 el número de plataformas en el mundo englobadas en este modelo de negocio, especialmente disruptivo en turismo y movilidad, sigue viendo sus principales dificultades en la falta de regulación, la oposición de los colectivos vecinales (notablemente para AirnBnb) o el rechazo de colectivos como taxistas (notablemente para Uber).

 

Aunque se nutren de mercados ya existentes, el informe apunta a que el potencial de crear plataformas de consumo colaborativo es mayor en industias donde se reducen drásticamente los costes de transacción, siendo también el precio, el ciclo de vida y la frecuencia de uso factores claves de éxito.

 

Las principales plataformas monetizan el valor de las transacciones entre particulares que posibilitan a través de comisiones o gastos de servicio. Algunas voces ponen en cuestión que el modelo colaborativo  no sea más que una fachada para instrumentalizar las contribuciones de sus usuarios con fines corporativos, y abogan por alternativas como el “platform cooperativism”, plataformas equivalentes donde los usuarios comparten propiedad y beneficios. Yendo más allá, hallazgos tecnológicos como el blockchain pueden dar lugar una economía colaborativa atomizada sin intermediarios.

Deja un comentario