El concepto de gemelo digital está en auge. Se trata de simulaciones virtuales de sistemas que existen físicamente, para poder experimentar todo tipo de escenarios, observar qué funciona y que no, adelantarse a problemas, y poder prepararse de forma acorde. Se suele vincular con la creación de gemelos virtuales de plantas de fabricación, para poder simular soluciones de Industria 4.0, pero también es posible duplicar ciudades completas.  La ciudad-estado de Singapur se ha convertido en laboratorio de esta idea y ha creado una réplica virtual de sí misma, con el fin de tener un conocimiento más completo sobre sus sistemas, planificar mejor sus proyectos de desarrollo, y medir su impacto sobre la población, sus edificios, sus medios de transporte, sus zonas verdes, etc.

 

Mediante el desarrollo del Internet de las Cosas, el Big Data y la realidad virtual, la replica 3D virtual mapea toda la información proveniente de los sensores que se están desplegando en la ciudad — información tanto sobre las características de su infraestructura, como sobre los gustos, preferencias, elecciones y hábitos de los habitantes —. Con ello, la herramienta dota de un conocimiento mucho mayor de cómo funciona realmente la ciudad a los responsables de la planificación urbana y a los investigadores.

 

Los planificadores, desarrolladores y urbanistas pueden detectar los problemas existentes en puntos y momentos exactos de su infraestructura para darles solución, y pueden probar soluciones innovadoras sobre la realidad virtual, sin correr ningún riesgo. Al acceder a una visualización de la ciudad en 3D, tienen un entendimiento mucho más cercano a la realidad para cuestiones como los problemas de accesibilidad a pie de calle, el potencial de las azoteas para la instalación de paneles solares, o la recogida de residuos. Además, la disposición de un gemelo digital puede ser crucial, cara al futuro, para el despliegue de sistemas de inteligencia artificial como vehículos autónomos.

 

La ciudad-estado asiática, de seis millones de habitantes, ha destinado 73 millones de dólares al proyecto de construcción de su réplica virtual.

 

Deja un comentario