Los seres humanos estamos llenando los océanos de toneladas de plástico, lo cual afecta gravemente a los ecosistemas marinos y a nuestra propia salud. En la ciudad holandesa de Rotterdam han visibilizado este problema global creando un parque flotante de 140 m2 a partir de residuos recogidos en las aguas y orillas del puerto. El parque sirve además de micro-hábitat para plantas, pequeña fauna terrestre, y peces.

 

“Recycled Park”, fruto de la colaboración entre Recycled Island Foundation y WHIM Architecture con el ayuntamiento de Rotterdam, se compone de 28 hexágonos flotantes que se han hecho de residuos recogidos mediante la instalación de redes en el agua y el trabajo de personas voluntarias en la orillas. Además de dotar de un nuevo espacio al puerto, y visibilizar el valor del material reciclado y reutilizado,  los hexágonos están cubiertos de vegetación, sirviendo de habitat para pájaros, caracoles, insectos y gusanos. La parte sumergida de los bloques, por su parte, sirve de lugar para el desove de los peces.

 

Deja un comentario