El pasado 23 de Enero, el Gobierno Vasco nos convocó a la presentación de la Nueva Agenda Urbana del País Vasco (BULTZATU2050).  Ésta es la transposición a la realidad vasca de la Nueva Agenda Urbana (NAU) aprobada en 2016 en Quito (Ecuador) durante la tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible (Habitat III).

El Objetivo número 11 de los ODS, llama al desarrollo de ciudades y comunidades sostenibles puesto que las ciudades ocupando 3% del  suelo y consumen hasta un 80% de la energía y generan un 75% de las emisiones de carbono. La NAU da contenido al ODS11 y consigue esbozar la alternativa al modelo urbanístico actual. Ha de superarse el modelo de ciudades productivas rodeadas de ciudades dormitorio, de la constante expansión urbana y de la dependencia en la movilidad motorizada, entre otras problemáticas de nuestro territorio. Frente a esto, se apuesta por un modelo donde el ordenamiento urbano y territorial transcienda a las demandas de promotores y considere la diversidad de necesidades de toda la ciudadanía, con especial hincapié en los sectores más vulnerables.

La Nueva Agenda Urbana Vasca, (aun pendiente de ser publicada) refuerza el posicionamiento recogido por las nuevas Directrices de Ordenación del Territorio y por ciertas actuaciones locales donde se llama a limitar el crecimiento urbanístico en pueblos y ciudades del País Vasco; se fomenta la creación de anillos verdes que contengan el expansionismo urbano; la introducción de las infraestructuras verdes y azules en el entramado urbano; el impulso de la economía circular local; la inversión en transporte público de calidad; así como la perspectiva de género y la participación ciudadana y la inclusión social. Las ciudades tienen que considerar a la ciudadanía y ser lugares amables para la vida.

Celebramos que nuestra visión sobre urbanismo y territorio quede recogida en las nuevas agendas y que sea ésta la dirección a tomar por el planeamiento urbano en el futuro inmediato. Ahora es el momento de las Nuevas Agendas Urbanas locales y de incluir en las Agendas Locales 21 lo recogido en la NAU. Además, es vital ponerse manos a la obra para aterrizar estas agendas en proyectos tangibles en los municipios. Es momento de re-naturalizar las ciudades; crear anillos verdes de contención; llevar a cabo procesos participativos de transformación urbana hacia ciudades más vivibles; de implantar modelos de economía circular local. En definitiva, de seguir construyendo ciudades y territorios sostenibles.

 

 

Deja un comentario