La Ley 1/2005 vasca para la Prevención y Corrección de la Contaminación del Suelo pretende prevenir la aparición de nuevas alteraciones en los suelos, dar solución a los casos más urgentes y planificar la resolución del pasivo heredado. Para ello, recoge los instrumentos de la política de suelos de que disponen las Administraciones Públicas para hacer realidad esas propuestas. El Plan de Suelos Contaminados, impulsado por la agencia ambiental del País Vasco, IHOBE, se encuentra entre esos instrumentos.

Naider participó en su elaboración, diseñando y ejecutando un proceso que se dotó de un sistema de gestión propio que garantizara la participación directa, pro-activa y eficaz de diferentes agentes sociales (ecologistas y asociaciones de consumidores), sectoriales (promotores inmobiliarios y constructoras; asociaciones empresariales; abogados, notarios y registradores; colegios profesionales) e institucionales (Gobierno Vasco, Diputaciones Forales y Municipios) del país. También formó parte de la propia dinamización del proceso de participación de los agentes en la configuración del Plan.

Con posterioridad, Naider ha venido dando soporte estratégico al Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco en diferentes cuestiones relacionadas con la gestión de los más de 7.000 emplazamientos potencialmente contaminados que hay en la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Quizás sea destacable, en este sentido, la identificación y diseño de modelos e instrumentos de financiación de la política de suelos contaminados o la elaboración de las directrices para el diseño de un Fondo de Suelos Contaminados en el País Vasco (Ihobe).

Plan de Suelos Contaminados 2007-2012 (pdf)

Deja un comentario