Aernnova, ITP Aero, y Mondragon, junto con los grupos de centros tecnológicos IK4 y Tecnalia, lideran la constitución del nodo del suroeste europeo de la red de innovación en fabricación EIT Manufacturing. La red, financiada por la Comisión Europea con 80 millones de euros anuales y en la que colaboran 50 entidades de 17 países, tiene como misión crear ecosistemas de innovación que añadan valor a la fabricación europea mediante productos y procesos más sostenibles, medioambiental y socialmente. Con este fin, el consorcio quiere dar apoyo a las empresas en el desarrollo de nuevos productos y en la aplicación de tecnologías, en especial las digitales ligadas a la nueva industria 4.0.

 

El nodo de innovación del suroeste europeo tendrá sede en Bilbao, y coordinará también los programas y acciones de los socios franceses y portugueses. El nodo vasco estará conectado con otros cuatro hubs ubicados en Darmstadt, Gotemburgo, Milán y Viena. De los 80 millones de euros de financiación anual del proyecto, más de 15 corresponden al hub liderado desde Euskadi.

 

Los ejes que tendrá el hub vasco consistirán en favorecer la digitalización de la industria y contribuir a una producción más ágil y flexible, además de medioambiental y socialmente sostenible. El consorcio vasco, que fomentará las relaciones entre empresas, centros tecnológicos y universidad, se plantea dar apoyo a más de la mitad de las empresas industriales de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Durante sus siete primeros años de actividad, tendrá como objetivo acelerar la llegada de al menos 100 nuevos productos innovadores al mercado y la creación de más de 200 nuevas empresas.

 

 

 

Deja un comentario