La innovación en el desarrollo de la Industria 4.0 puede reducir el impacto ambiental de la actividad fabril. Como muestra de ello, el proyecto europeo Ecograb, liderado por el centro tecnológico vasco Ceit-IK4 y en el que también participa la empresa Fagor Automation, de la Corporación Mondragón. El proyecto tiene como objetivo sustituir sistemas de fabricación existentes,  las cuales emplean componentes químicos a menudo nocivos para el medio ambiente, por una metodología más sostenible y versátil.

 

En concreto, la metodología desarrollada en Ecograb pretende sustituir los procesos fotolitográficos de grandes empresas que emplean elementos químicos intensivamente. Para ello, el equipo multidisciplinar de técnicos y científicos partícipe de Ecograb (Sistema industrial de grabación de redes de difracción/polarización para su aplicación en encóderes con láser de femtosegundos) trabaja en una tecnología óptica más avanzada basada en láser de femtosegundos, una técnica libre de componentes químicos, y por tanto, más respetuosa con el medio ambiente.

 

En el consorcio liderado por Ceit-IK4 participan además la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Politécnica de Catalunya y el fabricante de sistemas optomecánicos SnellOptics.

 

 

 

 

Deja un comentario