Irlanda está cerca de convertirse en el primer país del mundo que decide no invertir dinero público en combustibles fósiles, gracias a un proyecto de ley aprobado en el parlamento por 90 a 53 votos, tal como informa The Independent. El proyecto, que se espera se convierta en ley en los próximos meses tras ser revisado por el comité financiero, llevará a cortar todas las inversiones en industrias del carbón, petroleo y gas procedentes del Fondo Público de Inversiones Estratégicas, el cual gestiona 8.000 millones de euros.

 

La ley evitará que dinero público de Irlanda siga llegando a gigantes como la petrolera Exxon, y asimismo impedirá nuevas inversiones en combustibles fósiles. Tal como relata Thomas Pringle, el diputado que ha promovido el proyecto de ley: “Este principio de financiación ética es una señal para estas compañías globales de que su manipulación de la ciencia climática, negación de la existencia del cambio climático, y sus controvertidas prácticas de lobbying ante políticos de todo el mundo ya no son toleradas. No podemos aceptar sus acciones mientras millones de personas pobres en países subdesarrollados se llevan la peor parte del cambio climático experimentado hambruna, emigración masiva y agitación social como resultado”.

 

Además de desinvertir en combustibles fósiles, el parlamento irlandés también está examinando el uso de fracking para la extracción de gas.

 

Deja un comentario