Puede que no alcancemos a ver la igualdad real de género. El Informe Global de la Brecha de Género 2016 del Foro Económico Mundial cifraba en 170 años el tiempo necesario para alcanzar la paridad, si seguimos al ritmo de avance actual. Y la transformación digital, que revoluciona la economía y cada aspecto de nuestras vidas, puede resultar dañina si permitimos que las mujeres sigan infrarrepresentadas en el sector tecnológico.

 

Según el informe de la brecha de género en el marco de la cuarta revolución industrial del Foro Económico Mundial, las mujeres solo representan el 26% del empleo tecnológico. En un dato aún más preocupante, las mujeres solo obtienen un empleo CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) por cada veinte que se pierden en otros sectores, mientras el ratio en hombres es de uno por cada cuatro. De acuerdo a datos recabados por Jenny Darmody de Silicon Republic, las grandes empresas que lideran la economía digital no están sirviendo de ejemplo, pues las mujeres representan menos del 25% de su empleo tecnológico:

Si el ritmo de incorporación de mujeres a empleos en campos de informática, tecnología e ingeniería sigue siendo tan débil, no solo pueden perder las mejores oportunidades laborales del mañana, sino que se enfrentan a un probable declive de influencia en los mayores cambios económicos y sociales a los que nos enfrentamos. A su vez, la renuncia a integrar el talento de la mitad de la población amenaza la sostenibilidad del mundo que estamos construyendo.

Deja un comentario