La brecha de género – en materias de salud, educación, oportunidades económicas y representación política – ha ido reduciéndose de forma lenta pero segura durante la última década, a nivel global. Esto hace que el dato del Informe Global de la Brecha de Género 2017 del Foro Económico Mundial sea aún más preocupante: la disparidad ha aumentado este año 2017 hasta el 32% desde un 31,7% en 2016, el primer retroceso que refleja el Informe desde 2006.  El informe subraya que es necesario integrar el talento de la mitad de la población para que las comunidades, los países y las economías puedan prosperar de forma sostenible.

Dados los pasos atrás en igualdad económica, el Informe estima que, al ritmo actual, se necesitarán 217 años en alcanzar la paridad en el lugar de trabajo, cuando en el año anterior estimaba que serían necesarios 170 años, hasta 47 menos. El retroceso se debe, en gran medida, a evoluciones desfavorables en las grandes economías de Estados Unidos, India y China, y a un freno general en los ratios de mejora en términos de igualdad.

 

El informe mide los indicadores de igualdad de 144 países en las distintas áreas: educación, salud, oportunidades económicas y representación política. Islandia es el país que más cerca está de alcanzar la igualdad, y los países escandinavos siguen copando el ránking de igualdad, salvo por la destacable presencia de un país en desarrollo, Ruanda, en el puesto 4. El Estado Español se sitúa en el puesto 24º, y tiene una brecha de género del 25% para alcanzar la igualdad.

Deja un comentario