la-necesaria-apuesta-por-la-economia-del-conocimiento-infopost

Las comunidades autónomas que han desarrollado de manera más intensa la economía del conocimiento – es decir, la economía basada en la información, las comunicaciones, y la innovación tecnológica – han resistido mejor la crisis en nivel de renta, productividad y empleo, según el informe La competitividad de las regiones españolas ante la economía del conocimiento, de la Ivie y la Fundación BBVA. Euskadi, Navarra y la Comunidad de Madrid encabezan el ránking de la especialización en el conocimiento, lo que se traduce en resultados económicos superiores a la media estatal, tal como recogen El Economista y Expansión.

 

De esta manera, las comunidades autónomas donde los activos basados en el conocimiento tienen mayor peso, donde el empleo de capital humano y capital tecnológico es mayor, presentan mayor productividad y mayor renta per cápita. Madrid destaca en renta per cápita, superando la media estatal en un 36%, mientras que Euskadi destaca en productividad del trabajo con un nivel un 26% por encima de la media.

 

Según explica el informe, las dotaciones de capital humano y la capacidad de las empresas de atraer y retener talento condicionan el nivel de penetración de la economía del conocimiento en las regiones. En esta línea, Madrid y Euskadi (por encima del 35%) y Navarra (cerca del 35%) cuentan con los mayores porcentajes de población en edad de trabajar con estudios superiores. En cuanto a empresarios con titulación superior, encabezan la lista Madrid (50%), seguida de Euskadi, Catalunya y Navarra (>40%).

 

En lo relativo a las inversiones en I+D+i, se vuelve a destacar Madrid con una inversión del 3,15% del PIB regional en innovación, mientras que Euskadi, Navarra y Catalunya están sobre el 2%.

 

En conjunto, España ha incrementado más de 20 puntos la contribución de los activos basados en el conocimiento a su valor añadido bruto (VAB) en el último cuarto de siglo, y destina ya más de la mitad del valor de la producción a retribuir el capital humano y el capital de base tecnológico que emplea. Sin embargo, el porcentaje es muy superior en países avanzados como Reino Unido, Estados Unidos o Corea del Sur, donde estos activos aportan más del 70% al VAB. Este porcentaje supera ya en diez puntos a “los primeros de la clase” en el Estado, un recordatorio a Euskadi, Navarra y Madrid para no caer en la autocomplacencia por sobresalir en el panorama español, y seguir fijándose mejor en referentes internacionales externos.

Deja un comentario