El gobierno chileno ha dado luz verde a un ambicioso proyecto de planta solar térmica en la provincia de Tamagural que se espera produzca energía las 24 horas del día, los 7 días de la semana: un logro considerable para una planta que depende exclusivamente de la energía del sol.

 

Según detalla Ars Technica, la planta constará de tres torres térmicas de 150 megavatios, que captan los rayos solares a través de los espejos colocados en formación alrededor de ellos. La energía captada se transfiere a sal fundida – una combinación de nitrato de sodio y nitrato de potasio que se mantiene a 566ºC – que circula alrededor de los intercambiadores de calor de la planta durante el día y se almacenan en tanques durante la noche. La sal fundida guarda el calor de manera tan efectiva que en condiciones de oscuridad o nubosidad se puede bombear de vuelta a las torres térmicas, donde generará electricidad súper-calentando agua que activará una tradicional turbina de vapor.

 

La planta, diseñada por la empresa estadounidense SolarReserve, podrá proporcionar 450 MW de energía de manera continua, y hasta 2.600 gigavatios por hora anualmente.

Deja un comentario