La primera supermanzana de barcelona infopost

El plan de “supermanzanas” de Barcelona, con el que se quiere transformar la movilidad de la capital catalana y devolver a los peatones hasta un 70% del espacio de las calles, se pondrá en marcha el próximo lunes 5 de septiembre con su primera experiencia piloto, tal como recogió La Vanguardia. La primera supermanzana , que se inaugurará en el barrio de Poblenou, reducirá el tráfico motorizado en un área de nueve manzanas, con lo que la ciudad ganará cuatro nuevas plazas públicas.

 

En el perímetro marcado para esta fase experimental, la nueva configuración obligará a los vehículos a girar en cada cruce interior, sin poder circular en línea recta, y además no podrán superar los 10km/h de velocidad. Con estas medidas se quiere disuadir la presencia de tráfico motorizado y priorizar el paso de peatones y ciclistas.

 

El proyecto de supermanzanas, impulsado por la Agencia de Ecología Urbana del Ayuntamiento de Barcelona, cuenta con una inversión inicial de 10 millones de euros. El proyecto quiere convertir Barcelona en un sistema de supermanzanas de 400×400 metros, en cuyas calles interiores tenga primacía el peatón. El tráfico motorizado de vehículos privados quedaría relegado en la jerarquía a las calles perimetrales, limitándose el paso al interior de vehículos de servicios, residentes, emergencias, y carga y descarga. El aparcamiento en superficie también también será reducido al mínimo. Entre los objetivos del proyecto están mejorar la calidad de vida de los vecinos, mejorar la cohesión social y la actividad económica, y reducir el impacto ambiental del tráfico motorizado.

 

La idea de las supermanzanas no es nueva. Una de las experiencias que sirvió de inspiración al proyecto barcelonés es el diseño de supermanzanas en el Plan de Movilidad y Espacio Público de Vitoria-Gasteiz.

 

 

 

Deja un comentario