L’Abbatoir en Bruselas, uno de los mayores mercados urbanos de Europa, se ha transformado en fuente de ingresos para personas con riesgo de exclusión, al tiempo que produce frutas y verduras de manera innovadora y sostenible en su azotea, empleando técnicas de economía circular como la acuaponía. Euroefe y Euractiv han puesto su lupa sobre este proyecto como modelo del desarrollo de la economía circular en la ciudad.

 

El mercado, construido como matadero en 1890 en Anderlecht, al sur de Bruselas, se ha transformado gracias a una inversión de 7 millones de euros del Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Además de los puestos de mercadillo tradicionales, l’Abattoir cuenta ahora con puestos estables de productos frescos, que sirven de sustento económico a personas con diversidad funcional e inmigrantes, en el entorno de un barrio multicultural desfavorecido.

 

La inversión ha servido además para transformar 4.000 m2 de la azotea del edificio en una de las mayores granja urbanas que utilizan técnicas de acuaponía en Europa: la granja se divide en dos partes, e incluye 2.000 m2 de invernaderos conectados con una piscifactoria, y 2.000 m2 de huertos al aire libre. Los invernaderos y el agua se calientan con el calor de las cámaras frigoríficas del mercado. Para reducir el consumo de agua, se filtra el agua de lluvia, y para producir energía, se emplean paneles solares.

 

L’Abattoir cuenta asimismo con un espacio de laboratorio de ideas, donde se encuentra, entre otros, una cooperativa que emplea los residuos de la fabricación de cerveza para la producción de champiñones.

 

El objetivo del mercado es servir al mercado local con productos locales, de kilometro cero, y cero emisiones en su transporte. Para 2035, se espera que produzca el 30% de frutas y verduras no procesadas de la ciudad.

Deja un comentario