El único edificio de viviendas de Europa que ha conseguido la certificación Leed Platinum, máximo reconocimiento internacional a la construcción sostenible y eficiente, está en Tres Cantos, Madrid. Se trata de la cooperativa Arroyo Bodonal, cuyas 80 viviendas sin radiadores ni aire acondicionado solo pagarán 37 euros al mes de media en electricidad.

 

Para conseguirlo, los miembros de la cooperativa tuvieron que afrontar de inicio un 6% más en los gastos netos de la construcción – en comparación con edificaciones medianamente sostenibles –, lo cual se traduce en aproximadamente 6.000 euros más por vecino. Como contrapartida, tienen un ahorro energético del 75,64%, (531.371 kWh) y la emisión de CO2 disminuye en un 73,20%. El ahorro en calefacción y agua está entre 111.996 y 101.571 euros cada año, y unido a esto el ahorro en electricidad, la inversión se amortiza en seis años.

 

La directiva europea de rendimiento energético marca que toda nueva edificación en 2020 debe ser nZEB o de consumo energético casi nulo – 2018 en el caso de eficios públicos –, y la cooperativa madrileña se ha adelantado a la normativa sirviendo de ejemplo. Según el arquitecto Carlos Nieto, todos los detalles del diseño se alinearon con la sostenibilidad, dando prioridad al aislamiento térmico. El edificio hace uso de la geotermia: se excavaron 70 agujeros de 130 metros de profundidad bajo el edificio, para mantener la temperatura del agua mediante un circuito en el subsuelo, y ejecutar el intercambio térmico sin necesidad de calderas o aire acondicionado.

 

Deja un comentario