adventure-tech-meet-earl-a-high-tech-tablet-b-L-kxXm3QEsta semana he conocido Earl, una startup que destaca por un diferencial enfoque en múltiples dimensiones.  El proyecto destaca extraordinariamente en su concepción, financiación y comercialización.

Earl es un tablet especial que tienen como target la comunidad montañera. Destaca en su concepción porque ataca un segmento de mercado que parece infraexplotado e incluso ignorado por los grandes players: el outdoor; un mercado que además está en expansión y que se caracteriza por tener unos amplios márgenes y una menor competitividad. Resulta interesante estudiar el producto que han ideado en Squigle Inc, una completa vuelta de tuerca al tablet incorporando una ambiciosa personalización tanto a nivel hardware como software. Además de haber sido diseñado con una robusta carcasa y pantalla, un asa y además un cargador solar, el tablet incluye una serie de apps específicamente diseñadas para el aventurero: mapas, tiempo, radio, navegación…

 

Además, sus fundadores han apostado, con éxito, por un esquema de financiación de crowdfunding logrando superar sus expectativas de captar 250,000$ y llegando a los 493,206 $. La financiación mediante crowdfunding encaja perfectamente en este tipo de productos ya que permite la pre-venta del dispositivo a un precio inferior al de mercado. La propuesta de valor es clara para ambas partes: El financiador-cliente puede conseguir un producto interesante a un menor precio y la startup puede financiar el diseño/desarrollo/producción del producto. En este caso el crowdfunding permitía tener este artículo por 250$ frente a los 299$ que costará en el mercado.

 

Finalmente, la apuesta por el crowdfunding permite también una ventana de comercialización temprana del producto. En un mercado muy competitivo como el de la fabricación de Tablets el crowdfunding ha facilitado que esta pequeña startup llegue a su segmento de early-adopters. Aunque con evidentes limitaciones esta ventana de comercialización les ha permitido salvar el primer obstáculo de llegada al mercado.

 

Todavía nos queda por ver cómo es finalmente la ejecución del proyecto y si el tablet cumple con las exigencias de sus compradores -hay ya varios proyectos de crowdfunding que han resultado un completo fiasco- pero, por el momento, podemos dar la enhorabuena a Squigle por su interesante proyecto.

Deja un comentario