1031Reflexión sobre la importancia y necesidad de analizar las diferentes formas relacionales entre los agentes dentro de los sistemas regionales de innovación a través de instrumentos ad hoc.

Las relaciones entre los diferentes grupos y actores de la sociedad es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en cualquier territorio y uno de los vehículos clave de cualquier sistema de innovación exitoso. Estos, crecen y se fortalece en un contexto creado a través de las relaciones tanto formales como informales que lo conforman.

Sin embargo, raras son las veces que estas relaciones son investigadas y analizadas con el fin de su optimización y posterior impacto sobre el sistema. Las relaciones entre agentes suelen ser contabilizadas a través de indicadores relacionados con proyectos de cooperación, propuestas presentadas en base a consorcios… pero ¿qué sucede con toda esa red de relaciones informales que no están basadas en esos indicadores objetivos?

Las investigaciones en torno al capital social de los sistemas de innovación son contadas, y sin embargo se comprueba la importancia que tiene este tipo de relaciones informales sobre el indicador último de productividad en las regiones. Las relaciones basadas en familia, amistad, redes de relaciones a través de diversos y consecutivas colaboracionesナ es decir las relaciones basadas en el conocimiento y la confianza entre los individuos y que muchas veces son las que generan importantes output, pueden estar identificadas, pero no están profundizadas.

Es cierto que los sistemas regionales de innovación presentan una amplia red de agentes dispersos bajo los epígrafes de diferentes categorías. Normalmente, las relaciones entre estos agentes suelen estar delimitadas bajo el patrón clásico de oferta y demanda de innovación, siendo canales normalmente de carácter unidireccional. Las alianzas entre diferentes tipos de agentes que pueden ser contabilizadas con los indicadores habituales suelen obedecer a la conveniencia del momento y pueden estar predeterminadas por los requisitos impuestos en los diferentes instrumentos que financian la investigación tanto básica como aplicada para la innovación.

No obstante, no podemos perder de vista el hecho de que las relaciones presentadas en el párrafo anterior son las institucionalizadas y que existe, además, una red de relaciones de carácter informal y normalmente personal, que por un lado pueden hacer que estas relaciones institucionalizadas sean impulsadas y, que por otro lado, generan otra serie de output al sistema que hasta ahora no está siendo controlado.

Las encuestas de investigación, desarrollo e innovación no reconocen de forma objetiva las relaciones basadas en las normas de reciprocidad y sin embargo, estas, repercuten de forma directa en los resultados globales relacionados con los aspectos científicos y tecnológicos.

El análisis exhaustivo del capital social existente entre los agentes es particularmente importante en el caso del País Vasco, ya que la red de agentes no sólo es extensa y ha trabajado en cooperación durante los últimos veinte años, sino que además, se ve fortalecida por otras características inherentes, como son el alto número de asociacionismo, el sistema de pertenencia a una región con un fuerte arraigo cultural y una alta proximidad geográfica, entre otras.

Estamos ante un excelente campo de cultivo para que las relaciones de cooperación entre agentes sean no sólo direccionadas hacia la cooperación pero también analizadas en su complejidad con el fin ultimo de maximizarlas y contribuir de esta manera al desarrollo en todo su amplitud. Para ello es necesario construir y aplicar una serie de instrumentos ad hoc, que nos permitan identificar las relaciones de confianza y sus mecanismos de funcionamiento y de esta manera establecer medidas que nos permitan potenciarlas y aprovecharlas en toda su complejidad.

Deja un comentario