Repensando Nueva York como ciudad verde y peatonal infopost.jpgLa gran manzana ha realizado destacados proyectos para convertirse en una ciudad más amigable para los peatones y ciclistas urbanos, y ecológicamente más sostenible. En los últimos años, una línea ferroviaria elevada en desuso de Manhattan se transformó en la vía verde High Lane de 2,3 kms de largo (ver foto arriba), se cerró Times Square a los coches, o se construyerón más de 600 kilómetros de ciclovías y se instauró un sistema de bicicletas públicas. Siguiendo el exitoso precedente de High Lane, la firma Perkins Eastman Architects quiere ir más allá con un proyecto que transformaría una de las vías centrales de la ciudad, en lugar de un espacio abandonado, y ha planteado una propuesta que transforma la avenida Broadway en un gran parque con una longitud de 40 manzanas que atraviesa Manhattan.

 

Además de devolver espacio a los peatones y ciclistas de la “injusta ventaja” que tienen los coches, una línea de árboles, hierba y zonas de juego serpentearía a través de la ciudad. Los jardines del nuevo parque incluirían biofiltros – plantaciones diseñadas para reducir el riesgo de inundaciones y eliminar contaminantes del agua que se vierte al Hudson y al East River. El proyecto es ambicioso, al tratarse Broadway de una avenida central, pero al haberse realizado ya intervenciones en la zona para peatones y ciclistas, como la peatonalización de Times Square, el tráfico de automóviles es menor.

Deja un comentario