La Tate Modern inaugura el 23 de mayo una exposición (Street Art Walking Tour) con la que siguen tomando forma la incorporación al stablishment del arte contemporáneo las expresiones artísticas que tienen lugar en el entorno urbano. Entre los artistas invitados está Blu, de quien ya hemos cometnado en este blog, pero también otros:

Faile (Londres)

 

Sixeart (Barcelona)

JR (París)

Os Gemeos (Sao Paulo)

En su momento, en este blog también lanzamos el señuelo sobre la discusión de lo que es el arte o la cultura urbana. Pero, en cualquier caso, está claro que artistas surgidos de la vanguardia alternativa, de los procesos ajenos a la cultura institucionalizada están llegando a ganarse el prestigio suficiente para estar donde otros están. O bien esos otros quieren juntarse con estos nuevos creadores para ganarse el prestigio que ya no tienen. La mayoría de estos artistas han visto sus obras ya expuestas en diferntes galerias internacionales, algunos de ellos, como el caso deBanksy, han vistovendidas sus obraspor varios cientos de miles de euros en eBay pero también en canales más tradicionales como Sotheby´s. Supongo que detrás de estos ejemplos también está el debate sobre el purismo extremo. ¿Dejan de pertenecer estos creadores a la élite iconoclasta y sub-cultural sólo por entrar (premeditadamente o no) en los procelosos circuitos de la cultura del sistema?

El street art es, por definición, anti-sistema, ya que se centra en los mensajes de denuncia social; pero, como en otros procesos creativos y culturales, el debate sobre la mercantilización de los mensajes y la utilización o no del arte como medio de expresión política está presetne aquí también. Aquello de La poesía es un arma cargada de futuro y su:

“maldigo la poesía concebida como un lujo cultural por los neutrales,
que lavándose las manos se desentienden y evaden,
maldigo la poesía de quien no toma partido,
partido hasta mancharse”.

Pero esto ya son disquisiciones….

Ciudades a escala humana

 

 

Deja un comentario