Una campaña de crowdfunding consigue devolver playa neozelandesa infopost

Una campaña de crowdfunding o micromecenazgo ha conseguido devolver una playa neozelandesa al uso público. Cerca de 40.000 personas han contribuido hasta 1,3 millones de euros para comprar la impoluta playa de Awaroa de manos de un propietario privado, y sus siete hectáreas pasarán a ser integradas en el Parque Nacional Abel Tasman. El traspaso a manos públicas se ha efectuado este mes de julio. El propio Gobierno de Nueva Zelanda se sumó a la campaña con una contribución cercana a los 230.000 euros.

 

La campaña, que fue iniciada el pasado mes de enero por los ciudadanos particulares Duane Major y Adam Gardner al temer perder acceso al lugar, alcanzó viralidad en el país oceánico. Cabe destacar que los promotores rechazaron la propuesta de un inversor que se comprometió a comprar la playa para uso público exceptuando una parte donde contaría con acceso exclusivo. De cualquier forma, se trata de un llamativo ejemplo del uso del micromecenazgo como herramienta de empoderamiento para la comunidad.

Deja un comentario