Berlín se prepara para afrontar el calentamiento global sustituyendo el asfalto y hormigón por superficies de hierba y musgo permeables al agua.

Deja un comentario