Zarautz, población de referencia de la costa de Gipuzkoa, quiere convertirse en el primer municipio del Estado en desterrar las bolsas de plástico. Aprovechando la directiva europea 2015/720 que ha prohibido el reparto gratuito de bolsas de plástico antes de erradicarlas en 2021, el ayuntamiento zarauztarra se propuso adelantarse e ir más allá por voluntad propia, mediante el reparto de bolsas biodegradables, la introducción de otros materiales alternativos, y la sensibilización de comerciantes y consumidores.

 

La campaña comenzó en una primera fase el pasado mes de marzo con el reparto de 26.000 bolsas biodegradables entre los puestos de mercado y 55 comercios del municipio. La campaña – realizada en colaboración con Emaús, Surfrider, Ternua, Ecorek y Mater Museoa -, ha llevado además a escolares de Primaria a limpiar los residuos de la playa, ha confeccionado 1.500 bolsas reutilizables a partir de residuos de redes pesqueras en colaboración con las rederas de Ondarroa, y ha elaborado 40 carros de compra con lonas publicitarias.

 

La campaña #ENRED2 #TRAOLAN2 ha instaurado también los miércoles como día de la semana en la que no se pidan ni se entreguen bolsas de plástico. Como parte de la primera fase, una educadora medioambiental recorrerá asimismo antes de diciembre los establecimientos de la localidad.

 

El departamento Agenda 21 del consistorio zarauztarra pretende seguir el principio “Piensa en global y actúa en local”, recordando que las bolsas de plástico que llegan a los océanos perduran 400 años, e incluso pueden llegar a nuestros platos de comida convertidos en microplásticos. Un estudio de la Ellen MacArthur Foundation alerta de que, si la situación no se revierte a nivel global, en 2050 habrá más masa de plástico que de peces en el mar.

Deja un comentario