Imagen1Parece que la revista económica Capital ha seleccionado los 100 proyectos que cambiarán España en los próximos años porque “espolearán la economía española y ayudarán a transitar hacia un modelo más sostenible y productivo” y son proyectos que “crearán empleo, dinamizarán los mercados, modernizarán el tejido empresarial y permitirán sacudirse el sambenito del ladrillo”. La información que he podido conseguir en la red es poco más que lo que recojo en estas líneas, así que habrá que conseguir la revista en papel para revisar todos sus contenidos. En la dirección que enlazo se incluye sólo una selección de contenidos.

El informe, por lo visto, incluye diez proyectos dentro de cada una de las categorías elegidas:

  1. Infraestructura
  2. Energía
  3. Medio ambiente
  4. Sociedad de la información
  5. Investigación y ciencia
  6. Sanidad
  7. Mercado laboral
  8. Educación y cultura
  9. Sociedad
  10. Imagen país

Los proyectos que he podido identificar incluidos en el listado son estos:

  • Autopistas del mar
  • Construcción sin andamios
  • Construcción ecológica
  • Instalaciones de captura y almacenamiento de CO2
  • Conexión por tren entre España y África
  • Acceso digital a servicios públicos
  • Digitalización de las aulas
  • Puertos deportivos
  • Autopistas inteligentes (proyecto Oasis)

Con esta poca información, se me ocurren algunas reflexiones:

1. Que no cunda el pánico. Sí, son todos proyectos básiamente de inversión en infraestructuras, pero responde sólo a que los contenidos que he podido revisar respondían precisamente a la categoría 1. Pero la tentación de confiar el futuro siempre a la obra física, al cambio monumental inmóvil, a la materialidad pesada,…es grande, y más en tiempos de crisis. Pero no podemos olvidar que la relación , por muy bien que funcionara en su momento el New Deal en los años 30, no es siempre lineal.

2. Por otro lado, creo que podríamos nombrar 100 ó 10.000 proyectos, seguirá falntándonos algo. Faltará la política, en minúsculas o en mayúsculas, como queramos. Veamos un ejemplo: capítulo 8, educación y cultura. ¿Qué proyectos? No lo sé, ya los leeremos, pero en ese tema hace falta algo más que proyectos, algo más que inversiones, algo más que infraestructuras. Hace falta una política, una estrategia, una visión, una idea movilizadora, como queramos llamarlo. Falta una forma de entender la educación, su valor social, que vaya más allá de la sucesión de nuevas leyes educativas que estamos sufriendo en las dos últimas décadas. Algo que dé sentido a esos proyectos, algo que se mantenga más allá de la política, precisamente.

3. Intuyo también que en ese listado de 100 entradas habrá de todo, desdeproyectos concretos, medibles y definidos (el tunel del Estrecho) hastatendencias (acceso digital a servicios públicos ) y nuevos servicios o instalaciones (autopistas del mar). Demasiadas cosas al mismo tiempo.

4. Y, por supuesto, me permito ser injusto con dos detalles: la palabra “crecer”, y todo lo que evoca de la concepción sobre el desarrollo y el bienestar. Y esas gotas de agua, que a día de hoy seguimos teniendo clavadas en nuestro imaginario colectivo como símbolo de desarrollo económico, como lo fue en el siglo XIX, hace ya demasiado tiempo.

LA PROPUESTA DEL POST

Así que, a la vista de lo poco que he leido, se me ocurre preguntar cuáles serían para vosotros/as los proyectos concretos que verán la luz en España en los próximos años y que pensáis que van a suponer un cambio sustancial. Teniendo en cuenta lo que ya es famoso: que cuando Roosevelt mandó un informe de prospectiva sobre las próximas décadas, el documento final incluyó cantidad de novedades tecnológicas y científicas, pero fue incapaz de predecir el nacimiento del….bolígrafo.

Ciudades a escala humana

Deja un comentario