Rotterdam, ejemplo verdeLos productos que empleamos hechos de plástico suelen ser, en general, de vida útil corta, no así la herencia que nos dejan, una simple bolsa de plástico puede tardar entre 100 y 150 años en degradarse, vamos, poco trabajo y larga jubilación; el sueño griego.

Los responsables de la ciudad de Rotterdam (Holanda) que, valga la redundancia, parecen bastante responsables, han decidido tomar cartas en el asunto…. y tienen un as en la manga. Visto que el plástico acumulado nos va a acompañar largo tiempo hasta que la madre naturaleza se lo lleve han pensado que no estaría mal reciclarlo, por ello, según nos informan en el último artículo de plataformahumana, han apostado por la creación de calles y carreteras utilizando el plástico como material primario.

Una decisión valiente, innovadora y sensata que desde Naider aplaudimos y aprovechamos, así, para solicitar a nuestros dirigentes un mayor compromiso en el apartado del reciclaje ya que estamos convencidos de que los retos que el medio ambiente nos propone son lo suficientemente estimulantes.

Deja un comentario