aDIÓS AL DINERO EN EFECTIVO

Un mundo sin billetes. Parece la última novela de Ken Follet, pero no. Es el último “hit” de los países nórdicos, en este caso Dinamarca, que se plantea hacer desaparecer paulatinamente el dinero en efectivo. A partir de enero del 2016 todos los locales que así lo deseen podrán negarse a vender si el cliente solicita pagar en efectivo.

En principio solo podrán adoptar esta medida las tiendas de ropa, gasolineras y restaurantes aunque el objetivo es ir introduciendo gradualmente esta forma de pago en todos los sectores posibles. El objetivo de la propuesta es claro, la lucha contra la economía sumergida que suele esconderse bajo el dinero en efectivo.

Por otro lado, esta nueva forma de pago abre un mercado muy interesante a nuevas compañías que quieran entrar en el sector de los medios de pago, sobre todo en lo que concierne a las aplicaciones móviles.

Deja un comentario