mockusAntanas Mockus (ex alcalde de Bogotá en los periodos 1995-1998 y 2001-2004) estámuy bien situado para las presidenciales colombianas y lo hace además desde elPartido Verde. ¿Un presidente colombiano del Partido Verde? ¿Quién esAntanas Mockus?

Un personaje extraño, desde luego, extraño para los estándares europeos (son famosas sus apariciones vestido de superhéroe), esa clase de personaje extraño al que fácilmente le ponemos por aquí la etiqueta de populista. Sin embargo, es un líder político que se asemeja a otras personalidades que en América Latina han destacado por su visión y su trayectoria en la política urbana. Personajes como Sergio Fajardo (ex alcalde de Medellín 2004-2007), Jaime Lerner (ex alcalde de Curitiba en los periodos 1971-1975, 1979-1983 y 1989-1992) o Enrique Peñalosa (ex alcalde de Bogotá en 1997-2001). Todos ellos, nombres significados de algunas de las principales actuaciones más emblemáticas de los últimos años de intervención en ciudades latinoamericanas. La transformación de los barrios marginales de Bogotá mediante la extensión de centros cívicos y de atención ciudadana, la generalización de sistemas masivos de transporte público, la introducción de amplias zonas de uso exclusivamente peatonal, la creación de sistemas de transporte de bus rápido (como el caso de Transmilenio de Bogotá, basado a su vez en el modelo de Curitiba), los procesos de pedagogía social para acabar con los índices de inseguridad en las calles, para ahorrar agua entre la ciudadanía , la apertura a la presencia de la bicicleta en las calles, etc.

En las primarias del Partido Verde, de hecho, llegaron a presentarse Enrique Peñalosa y Antanas Mockus como contrincantes, saliendo vencedor y candidato este último, a quien se unió después en su candidatura como segundo Sergio Fajardo. En el programa de gobierno que defiende el Partido Verde de Colombia -firmado también por Peñalosa e incluso por otro ex alcalde de Bogotá y candidato también en las primarias,Luis Eduardo Garzón– para las presidenciales se puede entender un poco mejor su propuesta y la impronta que sus trayectorias en gestión urbana han dejado en él. Concretamente, en la línea de Ciudades Humanaspodemos encontrar propuestas relacionadas con la reactivación del espacio urbano, la racionalización de los usos del suelo, la mejora de la seguridad en las calles, etc., pero incluso en el resto de propuestas hay un alto componente de propuestas muy vinculadas a los temas urbanos en materia de transporte, medio ambiente, atención a la ciudadanía, etc.

Todo esto parece casi una anormalidad; ya sabemos que el sistema de partidos fuera de Europa tiene otras claves diferentes que hacen que en muchos países la ascensión y caída de estos partidos sea constante porque dependen más de las caras que los representen en cada momento. También es anormal que un partido verde -sin entrar en el fondo de la cuestión sobre el movimiento político ecologista- pueda llegar a gobernar un país de la importancia de Colombia. Lo más curioso es la conjunción de fuerzas de líderes urbanos que son una referencia por haber introducido políticas valientes de mejora urbana en diferentes órdenes. El País lo titulaba hace unos días como el “tsunami verde” y El Mundo destaca de Mockus su uso de la pedagogía y los símbolos.

El 30 de mayo serán las elecciones; se espera que tenga que haber una segunda vuelta en junio porque ningún candidato alcanzará la mayoría absoluta. Si los resultados se consolidan, es posible que veamos a Antanas Mockus como presidente. Entonces, si llega el caso, es posible que se empiecen a mezclar las cosas, se centre la atención en qué relación mantendrá con Venezuela y Hugo Chávez, se destacará su carácter excéntrico y nos quedaremos con lo anecdótico. Pero más allá de eso, es bueno poner encima de la mesa los nombres de algunos alcaldes que han hecho apuestas valientes por mejorar sus ciudades.

En el vídeo puedes encontrar una entrevista con Antanas Mockus que he encontrado a través de Ciudad Posible, en la que se puede entender su visión, por ejemplo, sobre el espacio público. Merece la pena ver la entrevista y darse cuenta de que, más allá de su personalidad, estamos ante una persona que tiene un discurso social que es difícil encontrar en la mayoría de los líderes políticos.

Deja un comentario