Bai EUROPAri!!!

Votemos o no hoy 25 de Mayo en las elecciones europeas, nosotros apostamos por Europa. En estos tiempos de aguda crisis económica y de derrumbe de valores, nosotros apostamos por Europa. Aunque la tengamos que reinventar o la tengamos que rescatar de su vacío moral. Aunque quede tanto por hacer o se haya pervertido su ideario.

Apostamos por Europa porque, a pesar de los pesares, es nuestro mejor blindaje frente a las tiranías, los populismos y la incultura. A pesar de todos los pesares, las instituciones comunes europeas son el mayor ejercicio de co-responsabilidad internacionalista a escala planetaria realizado nunca. Y los retos que hoy mueven el mundo son retos planetarios: el cambio climático, la investigación y el conocimiento, la competitividad de las empresas, la urbanización, la educación o la democracia.

Para contribuir a liberarla de todos sus defectos y de todos las aves de rapiña que la sobrevuelan, nosotros apostamos por Europa. Es, ante todo, nuestra patria ética. Es también nuestro proyecto de convivencia y es ese imaginario de libertad, igualdad y fraternidad en el que los europeos de bien comulgamos.

Europa comenzó a gestarse muchos años antes de que la Unión Europea se escribiera con mayúsculas. Muchos años antes de que el aparato burocrático de Bruselas comenzara a tejer unas normas comunes a todos los europeos. Muchos años antes de ningún Tratado de Lisboa o de Maastricht, de Parlamentos descafeinados o de liderazgos para-democráticos de las grandes cancillerías. Muchos años antes de que la Troika se apropiara de sus instrumentos políticos mediante injerencias e intervenciones indebidas de la soberanía popular. Mucho antes de que su frontera sur desgarrara la piel de otros ciudadanos ávidos se quedara enganchada en las vallas de Melilla o tiñera de rojo las aguas de Lampedusa. Mucho antes de todo eso que hoy nos parece terrible, otros ciudadanos fueron construyendo los cimientos de nuestra sociedad. Y lo hicieron frente a los lepens, farages, wilders o voxes de su época.

Les “citoyens” de las barricadas de Paris nos trajeron la “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano”, que 150 años más tarde inspiró la Convención Europea de los Derechos Humanos, firmada en Roma el 4 de noviembre de 1950. Los “citizens” británicos fueron configurando su sólido sistema de cultura democrática que ha inspirado el de decenas de países en el mundo. Los “staatsbürgers” alemanes fueron construyendo su complejo sistema federal de estados autónomos y ciudades libres que sirven de modelo de gestión territorial a Europa. Y los “medborgares” nórdicos aportaron las bondades de un sistema social y de derecho, la escuela pública y la sanidad universal.

Un legado cultural y cívico de siglos de mucho sudor y mucha sangre que no queremos que se difumine.

Votemos o no hoy 25 de Mayo en las elecciones europeas, nosotros apostamos por Europa.

1.000 años de cambios en las fronteras internas europeas

 

Deja un comentario