Tesla

A medida que se agotan los recursos no renovables, nos encontramos ante un crucial dilema: seguir utilizando los mismos recursos hasta agotarlos del todo (lo que podría tener consecuencias catastróficas) o encontrar un modo de proporcionar electricidad a todo el mundo sin la necesidad de agotar los recursos no renovables. Elon Musk, CEO de Tesla Motors, está tratando de encontrar una manera de resolver esto y para ello, ha creado recientemente una batería que puede hacer precisamente eso.

Powerwall es una batería doméstica que utiliza energía solar para proporcionar la batería con una carga. La batería es capaz de suministrar energía a una casa entera cuando las utilidades son bajas. Cuando una tormenta asola una ciudad y la red eléctrica se cae, el Powerwall es capaz de proporcionar la energía de emergencia.

El diseño compacto de la batería le permite ser instalado en cualquier pared del hogar; y también es un equipamiento estéticamente vistoso. El sistema que recoge y distribuye la electricidad a través del Powerwall es relativamente simple. Se compone de tres partes esenciales: el panel solar, la batería principal (Powerwall) y el inversor.

El panel solar, el cual se instala en el techo, recolecta y convierte la luz solar en electricidad. Ese excedente de electricidad se almacena en el Powerwall durante el día o incluso cuando las tasas de la red de suministro eléctrico son bajos. El inversor convierte la electricidad de CC a CA (el tipo de electricidad utilizada para la electrónica del hogar).

La construcción de un invento tan innovador como éste tiene muchos beneficios. La batería puede proporcionar ahorros financieros a su propietario, cargándola durante los periodos de tasas bajas, cuando la demanda de electricidad es menor, y, por el contrario, descargándola cuando las tasas son altas. Ser propietario de un Powerwall también aumenta el consumo de la generación de energía solar, que es una de las fuentes de energía renovable más limpias en la actualidad. Esto permite reducir las emisiones de CO2.

Según avanza esta tecnología, uno de los propósitos es utilizar esta innovación para hacer frente a la pobreza y ayudar a proveer electricidad a áreas que no disponen de centrales eléctricas en las cercanías. Una vez que se obtenga una manera más barata de producir este tipo de baterías de iones de litio recargables, entonces aumentará la probabilidad de ver el auge de muchos países en vías de desarrollo, como el África subsahariana. Por ejemplo, el Congreso de los Estados Unidos ha promovido varios proyectos para llevar la electricidad a zonas remotas de África. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional encabeza la iniciativa Electrify Africa Act.

El Powerwall es tecnológicamente pionero. De hecho es considerado el automóvil de su industria. Una vez llegados a esta situación, el objetivo es hallar métodos o sistemas de producción que posibiliten una mayor accesibilidad al Powerwall. Cuanto más accesible sea, más gente será capaz de disfrutar de las energías renovables. Éste es el propósito fundamental de esta tecnología: reducir la cantidad de energía no renovable derivada de la quema de combustibles fósiles, proporcionando una alternativa renovable.

Deja un comentario