Ante el rápido crecimiento de la población urbana mundial — se calcula que el 68% de las personas vivirán en zonas urbanas en 2050 — , la presencia de árboles en las ciudades es clave para la climatización natural, el mitigamiento del calentamiento global, y la mejora de la salud y la calidad de vida de la ciudadanía.

 

Deja un comentario