tumblr_lolcm2dMKr1qa2l2po1_400Hace unas semanas Next American City, uno de los medios más acertados para seguir novedades y temas emergentes en cuestiones urbanas, publica su número 30, dedicado a la relación de las ciudades con las nuevas corrientes tecnológicas que parecen ofrecer soluciones para la mejora del funcionamiento urbano. La mayor parte de los artículos son de obligada lectura si estás siguiendo últimamente toda la cantidad de información que se está generando en torno a las smart cities y necesitas una visión más crítica y equilibrada. Benjamin de la Peña, por ejemplo, en Smart Cities for Whom? señala el riesgo de exclusión social que pueden encerrar algunos de los planteamientos tecno.optimistas que se están haciendo, acompañando así a Anthony Townsend y otros que están insistiendo en no olvidar este tema.

También tiene puntos de interés la entrevista a dos profesionales de lavisualización de datos, que reflexionan sobre la utilidad para la gestión urbana no sólo de disponer de muchos datos fiables, sino también de presentarlos de forma atractiva y, sobre todo, útil, así como otra entrevista con Susan Piedmont-Palladino, responsable del programa Intelligent Cities del National Building Museum, una de las diferentes iniciativas que actualmente se están desarrollando en el mundo que investigan el papel de las ciudades inteligentes desde diferentes ópticas. Junto a ello podemos encontrar otros artículos que analizan procesos ciudadanos de organización colectiva dentro de la ciudad aprovechando nuevos recursos digitales, los riesgos de que el modelo de soluciones vía aplicaciones digitalesreproduzca las relaciones desiguales dentro de la ciudad o la necesidad de conocer cuánta tecnología adicional es suficiente para afrontar los problemas urbanos que, en gran parte, no dependen de consideraciones tecnológicas -por muy prometedoras que sean- sino de otro tipo de factores.

También te puede interesar:

 

 

Deja un comentario