Los pequeños estados insulares tienen el cambio climático a la vuelta de la esquina. Hace unos días, en el World Environment Day, el presidente deKiribati lanzó un mensaje al mundo reclamando la solidaridad mundial para establecer soluciones para su país, formado por 33 atolones de coral.

“I am not a scientist but what I know is that things are happening we did not experience in the past,” Tong said.

“We may be beyond redemption, we may be at the point of no return where the emissions in the atmosphere will carry on to contribute to climate change to produce a sea-level change that in time our small low-lying islands will be submerged,” he said.

“Villages that have been there over the decades, maybe a century, and now they have to be relocated.

“Where they have been living over the past few decades is no longer there, it is being eroded.”

He said at international meetings others had argued that measures to combat climate change would hurt their countries’ economic development.

“In frustration, I said, ‘No, it’s not an issue of economic growth, it’s an issue of human survival.'”

Ante esta situación de amenaza real, en la que diferentes países están implicados como territorios pero también millones de personas son ya, hoy en día, desplazados y refugiados ambientales por las consecuencias del cambio climático, es necesario empezar a pensar en soluciones a todos los niveles. En esta ocasión, nos encontramos con una solución sorprendente y quizá no tan alejada de lo que un día verá esta Tierra.

Un visionario arquitecto belga, Vincent Callebaut ha lanzado su propuestaLILYPAD, a floating ecopolis for ecological refugees.

Se trata de un prototipo de ciudad anfibia auto-suficiente como solución al incremento del nivel del mar, y está concebida no sólo como solución habitacional sino también como centro de producción energética. Su capaidad de acogida está pensada para 50.000 habitantes, en una estructura anfibia (mitad acuática, mitad terrestre), y diseñada también para acoger el desarrollo de la biodiversidad

 

Ciudades a escala humana

Deja un comentario