CIMG1163El presente artículo tiene por objetivo ofrecer una visión alternativa del concepto モsostenibilidadヤ, fundamentado en el denominado モTriángulo de Sostenibilidadヤ, base pretendida en la implementación de políticas públicas y privadas. Es además, una invitación a la reflexión entorno a la utilidad de este paradigma en aras de un cambio de modelo de desarrollo.

El modelo del モTriángulo de Sostenibilidadヤ ha buscado crear una idea de モsostenibilidadヤ, lejos de aquella que lo identifica como algo exclusivamente medioambiental, incluyendo también la variable social y la económica. En este caso, las tres se sitúan en el mismo plano, en un complicado equilibrio. Este hecho, sin embargo, puede suscitar dudas acerca de cómo poner en práctica esta idea, por ejemplo, a la hora de decidir sobre la モsostenibilidadヤ o no de un determinado proyecto urbanístico o política de desarrollo local o regional.

 

A modo de ejemplo, en un determinado proyecto de urbanización de una zona verde que hasta ahora permanecía intacta, algunos opinarán que es necesario llevarlo a cabo, debido al grave problema de la vivienda. Los más sensibilizados con la variable medioambiental por su parte, podrían replicar que en esa zona viven especies de gran importancia y que estaríamos destruyendo nuestro patrimonio natural. Lo mismo pasa con el proyecto de construcción de un parque eólico, un tren de alta velocidad o una central térmica.

 

La solución a este dilema se presenta en todo caso complicada, mientras que observando nuestra referencia del モTriánguloヤ parece permitir todo tipo de interpretaciones o lecturas.

 

Se trata por tanto de un planteamiento excesivamente ambiguo o versátil, donde, llegado el caso, cualquier despropósito medioambiental puede ser justificado en aras de determinados réditos sociales o económicos, sin tener tal vez en cuenta que, la variable medioambiental es finita y que no se puede abusar de ella indefinidamente si no se quiere comprometer el bienestar futuro.

 

Esto puede ser debido a que se ha querido dar una respuesta conjunta a lo que se ha venido a llamar モdesarrollo sostenibleヤ, pese a tratarse de un concepto que incluye variables tan dispares como la injusticia social, la falta de Democracia o la deslocalización de las empresas. Detractores o partidarios de esta dinámica, lo cierto es que los problemas se difuminan, y con ello, las soluciones.

 

Quizás nos hayamos complicado la vida, cuando, el problema principal de la モsostenibilidadヤ puede que no sea más que una cuestión medioambiental (donde hay que dar soluciones al cambio climático, la destrucción progresiva de nuestro medio natural, la contaminación, etc.) yen la que influyen otras variables como la forma de solventar desigualdades sociales o de pérdida de competitividad. Aquella, en definitiva, en la que están en juego nuestra salud, la supervivencia de la especie o la capacidad de desarrollo económico futuro, nada más y nada menos.

 

Por trasmitirlo de una manera más gráfica, al estilo del precursor del ya famoso モtriángulo de la sostenibilidadヤ, este planteamiento se pudiera representar como un círculo, el モCírculo de la Sostenibilidadヤ.

 

En este caso, la variable clave sería la naturaleza, el ecosistema o el medioambiente, bajo el planteamiento de que nosotros y nuestra actividad somos parte de esta, más que una variable exógena a nosotros y nuestra actividad. Un bien físico y por tanto finito, a diferencia del crecimiento económico y social, que no lo son. Estas variables formarían parte de ese モCírculoヤ, siendo cruciales para la モsostenibilidadヤ la forma de aumentar la competitividad económica o el bienestar social.

 

Este planteamiento no supondría dejar de lado estas cuestiones, sino que la solución a estas se debería desarrollar en este marco. Por otro lado, en la práctica nos ayudaría a centrar el debate y a ser más eficientes en el logro de avances en aras de la モSostenibilidadヤ, que desde mi punto de vista y como he mencionado anteriormente, tal vez no sea fundamentalmente más que un problema medioambiental.

 

En contra de lo que se piensa, situar al Medioambiente en el centro de políticas públicas no tendría porqué suponer una merma en el progreso económico o social de la sociedad, sino más bien todo lo contrario, una forma de desarrollo DIFERENTE, pero esta sí, con futuro. Y es que la llave de la competitividad y bienestar social futura esta en ser capaces de desarrollar energías, procesos industriales o formas de consumo que no sean perjudiciales para nuestra salud o nuestro entorno.

 

En la CAPV se han logrado avances importantes en algunos campos como consecuencia del esfuerzo Institucional, de las empresas y ciudadanos, pero todavía parece empeorar a mayor ritmo del que mejora, con lo que se hace imprescindible una nueva reflexión acerca de cómo enfrentarnos a este problema, esta vez con nuevas herramientas y de mayor calado.

 

En este sentido, esta propuesta de redefinición del denominado モTriángulo de la Sostenibilidadヤ no ha pretendido ser más que una nueva aportación al debate social e institucional, que desde mi punto de vista, debemos plantear con sensatez pero a la mayor celeridad.

Deja un comentario