child natureEn mis 27 añitos de vida he viajado un rato. Generalmente, a los sitios que me he desplazado no me he quedado por un par de semanas sino que me he quedado a vivir durante una temporada, unas veces más tiempo que en otras.

Todos estos viajes a parte de brindarme maravillosas experiencias e imborrables  recuerdos, me han obligado a hacer un sinfín de mudanzas!

Estas mudanzas me han hecho tomar consciencia de la cantidad de elementos materiales que acumulamos a lo largo de nuestras vidas.Y qué decir de la utilidad por no decir inutilidad de todas estas cosas que transportamos de un lado a otro. La mayoría, aunque en su día las considerábamos esenciales, cuando hay que hacer una selección (porque no podemos llevárnoslo todo), aproximadamente el 80 % de las cosas pierde su valor sentimental o utilidad que les otorgábamos al principio.

Entonces, organizas una fiesta de despedida e invitas a todos tus amigos y distribuyes entre ellos todo esto que a ti ahora “te sobre”. Seguramente, aquí también habrá algo que nadie quiera quedarse, es decir, que no lo crea imprescindible para “subsistir”, entonces lo llevarás a alguna ONG de tu vecindario y  no volverás a acordarte de aquel par de vaqueros y aquella mesilla de noche nunca jamás.

Todo este pasaje viene para que te des cuenta de toda la cantidad de objetos, ropas, muebles, documentos, etcétera que acumulamos durante nuestra vida. Y desgraciadamente, esta conducta repercute en la naturaleza y en el medio ambiente.

Me imagino que eres consiente de que nuestra naturaleza no goza de muy buena salud pero para que tengas una visión más concreta de su estado, he a continuación una serie de datos que a mí al menos en su día me dejaron bastante helada y a día de hoy me preocupan bastante:

En el sistema económico reinante de hoy en día, las cosas simplemente se mueven a través de un sistema lineal que va desde la extracción, pasando por  la producción, distribución y finalizando por el consumo. Aunque este sistema parezca que funciona bien la verdad es que este proceso lineal está en crisis ya que teniendo en cuenta el planeta es finito, no tiene cabida un sistema lineal.

Como acabamos de mencionar anteriormente, las potencias más importantes del planeta (la mayoría empresas) comienzan todos sus procesos económicos extrayendo: que es una forma más elegante de decir:explotando los  recursos naturales. Talan árboles, explotan montañas para extraer metales, agotan el agua y extinguen muchas especies de animales. Es aquí donde encontramos uno de los obstáculos del sistema económico de los materiales que reina.

Fruto de este proceso de extracción es que en tres décadas se han consumido un tercio de los recursos naturales del planeta. Mientras tanto nosotros seguimos talando, minado y destruyendo el mundo tan rápido que estamos agotando la capacidad del planeta para que vivamos aquí. En Estados Unidos por ejemplo, queda menos del 4% de los bosques nativos. El 40% de los manantiales de agua ya no son aptos para el consumo. Y el problema de esta superpotencia como el de las naciones desarrolladas no es que  se están quedando sin recursos, es que utilizan las materias primas del resto del mundo. EEUU utiliza el 30% de los recursos del planeta y genera el 30% de los residuos del mundo. Estos nos hace pensar que si todos consumiéramos al ritmo de Estados Unidos, necesitaríamos de 3 a 5 planetas! Y solo tenemos una! Y la respuesta a esto que dan las superpotencias es tomar los recursos del tercer mundo, destruyendo así el propio lugar y el de otros lugares del mundo.

Cómo ves así  no podemos seguir. Un cambio de mentalidad es necesario. ¿Cómo hacerlo?

Debemos adoptar ciertas posturas de carácter sostenible que las sociedades modernas a través de las décadas hemos ido perdiendo. Debemos acercarnos más a la naturaleza, sentirla, escucharla y vivir con ella y no de ella.

¿Cómo lo podemos logras?

 Con la EDUCACIÓN. A través de la educación, estableceremos una relación de la “sociedad con la naturaleza” y no una “Sociedad contra la naturaleza”.  

Cuando hablamos de  una enseñanza eficaz para la conservación de nuestro entorno estamos hablando de EDUCACIÓN AMBIENTAL.

Este término relativamente nuevo no se empezó a emplear hasta finales de los años 60 y principios de los 70, momento en el que se comenzó a mostrar un interés y una preocupación por el medio ambiente.

¿Pero que es exactamente la EA o la Educación Ambiental?

  • La EA no es un campo de estudio, como la biología, química, ecología o física. Es un proceso que incluye un esfuerzo planificado para comunicar información y/o suministrar instrucción.
  • Esta basado en los más recientes y válidos datos científicos al igual que en el sentimiento público prevaleciente diseñado para apoyar el desarrollo de actitudes, opiniones y creencias sostenibles.
  •  Apoya a su vez la adopción sostenible de conductas que guían tanto a los individuos como a grupos para que vivan sus vidas; crezcan sus cultivos; fabriquen sus productos; compren sus bienes y desarrollen tecnologías que respeten el medio ambiente.
  •  Tiene como objetivo educar al colectivo de manera que estos minimicen en la mayor medida posible: la degradación del paisaje original o las características geológicas de una región; la contaminación del aire agua o suelo; y las amenazas a la supervivencia de otras especies de plantas y animales.

En definitiva, la EA es educación sobre cómo continuar el desarrollo al mismo tiempo que se protege, preserva y conserva los sistemas de soporte vital del planeta.

Los retos del desarrollo sostenible implican la necesidad de formar capacidades para orientar un desarrollo fundado en bases ecológicas, de equidad social,  diversidad cultural y democracia participativa. Ello plantea el derecho a la educación, la capacitación y la formación ambiental como fundamento de la sostenibilidad; que permita a cada ser humano y a cada sociedad producir y apropiarse de saberes, técnicas y conocimientos paraparticipar en la gestión de sus procesos de producción, decidir sus condiciones de existencia y definir su calidad de vida.”

Para lograr esto, se requiere construir instancias colectivas que puedan participar de manera más directa y menos representada en las decisiones que tienen que ver directamente con su entorno y con las situaciones de la vida diaria. Además, se necesita que como ciudadanos, más allá de nuestras diferencias, nos sumemos a politizar, en el buen sentido, el debate social y económico e imprimirle a este la influencia del pensamiento ambientalista.

Como ejemplo de un buen empleo de la educación ambiental tenemos varias etnias indígenas de Venezuela.

Este país posee territorios que concentran un alto índice de biodiversidad y que sirven de asiento a numerosas etnias como los famosos Yanomani, que habitan  en la Amazonia venezolana entre la Sierra Parima y el Orinoco, particularmente en las cuencas de los ríos Ocamo, Manaviche y Mavacaque.

En Venezuela, la relación entre comunidades indígenas y la educación ambiental reviste un carácter estratégico. La heterogeneidad, diversidad y pluralidad que caracterizan en términos eco sociales a Venezuela, ponen de relieve la importancia de esta relación.

Tengamos en cuenta que en las sociedades indígenas, la transmisión, preservación y enriquecimiento del conocimiento etnoecológico, el manejo del ambiente y sus elementos, ocurre de generación en generación, como un proceso complejo y fundamental, inserto en lo profundo de la estructura y relaciones socioculturales. Por ello, los integrantes de estas etnias aprenden a desenvolverse en su vida de manera sostenible y nunca van en contra de ella ya que son consientes de que de ella depende de su supervivencia.

Una vez más, estos pueblos nos demuestran que la educación ambiental existe y que es efectiva, ya que sus integrantes generación tras generación son educados dentro de una conciencia de protección, preservación y conservación de los recursos naturales.

Por ello, si no deseamos terminar con los recursos naturales del planeta debemos actuar de manera proactiva y con relativa urgencia. Es necesaria la inserción de la educación ambiental en el sistema educativo actual y debemos crear talleres de sensibilización en los cuales participen todos los segmentos de la sociedad.

Y para finalizar, prestemos especial atención a los comportamientos y conductas sostenibles de las etnias y sociedades originarias del planeta y hagamos como ellos: ESCUCHAR LOS MENSAJES QUE NOS MANDA LA PACHAMAMA!

Deja un comentario