Se estima que en Inglaterra y Gales 5 millones de personas y 2 millones de propiedades están ubicados en zonas con peligro de inundación. Para buscar una solución a este problema se han puesto en marcha los “water boulevards”. El proyecto, llevado a  cabo por Baharash Architecture, integra infraestructura verde y un diseño urbano a prueba de agua. 

El principal objetivo es acabar con las inundaciones y así  crear  lugares seguros para vivir, trabajar y visitar. Es un proyecto que cumple los tres pilares fundamentales de la sostenibilidad, que son el desarrollo económico y social y la protección del medio ambiente.

Galardonado con diferentes premios por el Landscape Institute, es importante mantenerse al tanto de este tipo de iniciativas en entornos geográficos que muestran una meteorología similar a la británica, con casos recurrentes de inundaciones y desbordamientos, evitables en buena medida.

  

 

Deja un comentario