Captura de pantalla 2014-07-24 a la(s) 10.54.17

Que los ordenadores son cada vez más pequeños es una realidad, pero el gigante IBM está trabajando para que cada vez sean más pequeños.

Esta multinacional está trabajando en el desarrollo de un prototipo de microordenador del tamaño de un teléfono inteligente  y que integre procesadores y circuitos propios de grandes placas, intentando mejorar tanto el rendimiento en aplicaciones de memoro como en servidores para aplicaciones analíticas y en la nube.

La primera aplicación que vamos  a ver de este nuevo desarrollo en el paso del Supercomputador Watson, un gigante que puede procesar 500 giga bytes por segundo (el equivalente de un millón de libros), al tamaño de una caja de Pizza.

Deja un comentario