Hacia el polo positivo

Como dijo Goethe, la ley es poderosa, pero más poderosa es la necesidad. El planeta precisa y necesita de tecnologías alternativas para abastecer la por momentos inabastecible demanda energética que requiere la sociedad. Es por ello que nos alegramos de presentar un nuevo dispositivo creado por los ingenieros de Jhostoblak, capaz de conseguir energía a través de fuerzas electromagnéticas que podría abastecer las necesidades de una familia sin usar combustibles ni elementos atmosféricos.

El aparato, parecido a una televisión, no hace ruido y funciona mediante un movimiento de turbinas de quinta generación que se produce por efecto de no atracción de campos continuos electromagnéticos.

Este nuevo sistema denominado EGS consigue energía parecida a las que provienen de las termoeléctricas e hidroeléctricas y sería capaz de producir hasta 120 kilowatts al día.

 

Deja un comentario