Por casualidad, uno se encuentra en la Wikipedia con este mapa de 2004 de los municipios españoles y se pregunta: ¿no serán demasiados? Exactamente, 8.112 a principios de 2008.

¿Se podría hacer un balance de los aspectos positivos y negativos de la descentralización local? Una pregunta retórica, porque creo que es imposible. Demasiados estómagos agradecidos viviendo del cuento del poder local, el provincial, el autonómico, el nacional, el comunitario,…demasiada gente interesada en tener cuantas más ventanillas mejor, para que haya muchos despachos y sillones, y para que se pueda chupar del bote.

En los positivos, el discurso es conocido y casi un lugar común: repolitización local, cercanía de las instituciones a la ciudadanía, eficacia en la provisión de servicios públicos, etc, ya los conocemos y me los creo la mayoría de ellos. Pero viendo este tupido mapa de límites, fronteras, parcelas y divisiones administrativas y competenciales, me vienen a la cabeza, por ejemplo, demasiados condanos, marcas y ducados urbanísticos, un modelo de gestión territorial basado en prioridades locales sin una visión de conjunto del territorio.

¿Es imaginable la eliminación de las competencias urbanísticas a nivel local? ¿O seguiremos dejando la gestión del territorio, las decisiones sobre las necesidades de vivienda y su localización, la instalación de polígonos industriales y empresariales,….en las manos de instituciones debilitadas y sin capacidad de enfrentarse a los lobbys del hormigón, a las corrupciones de los constructores y a las tendencias económicas?

 

Deja un comentario