La Ikastola Begoñazpi, del barrio bilbaino de Txurdinaga,  debido a su compromiso con el medio ambiente ha reducido su huella de carbono. Todavía queda mucho por hacer, pero el esfuerzo por hacer las cosas mejor, tanto en sus instalaciones como en sus programas educativos, dejan ver los primeros resultados de mejora. La Ikastola ha contado una vez mas con Naider para realizar la Huella de Carbono del centro. En este informe del 2019 hemos actualizado el informe anterior y hemos calculado las emisiones de Begoñazpi en los años 2017 y 2018. El consumo de energía y electricidad va a la baja. Ahora toca centrarse en el transporte como concluye este informe. ¡Un reto que Begoñazpi Ikastola seguro que con gusto sabe y quiere afrontar!

Si quieres saber más sobre este u otros proyectos relacionados pincha aquí o ponte en contacto con nosotros.

Deja un comentario