090 (2)El estudio de 2011 “The Social Dimension of Environmental Policy” de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea ha investigado la dimensión social de la política de biodiversidad en la UE y en el mundo. El estudio considera que el empleo relacionado con la conservación y gestión sostenible de la biodiversidad incluye dos tipos de empleos:

▪ Empleos directamente relacionados con la conservación y la gestión de la biodiversidad. Incluyen empleos en gestión del suelo, protección de áreas y especies, asesoramiento, investigación científica y actividades de vigilancia. Estos trabajos son relativamente pequeñas en número, pero su vinculación a la biodiversidad es clara y directa;

▪ Empleo dependientes de los servicios de los ecosistemas, que a su vez dependen en gran medida de la biodiversidad de los ecosistemas. Incluyen puestos de trabajo y medios de subsistencia que dependen del aprovisionamiento, regulación y servicios culturales directamente relacionaos con la biodiversidad. Estos trabajos son mucho mayores en número, pero el papel de la biodiversidad en el fomento de estos puestos de trabajo es generalmente indirecto, incierto y de difícil cuantificación.

Un pequeño número de puestos de trabajo está muy directamente relacionado con la gestión de la biodiversidad, la conservación de la naturaleza y las actividades conexas. Un mayor número de puestos de trabajo en sectores como la pesca, la caza y la agricultura orgánica dependen en gran medida, o contribuyen significativamente, de la conservación de la biodiversidad. Puestos de trabajo en actividades como la agricultura intensiva, la silvicultura y el suministro de agua pueden estar menos íntimamente relacionados con la biodiversidad, pero todavía dependen de la biodiversidad para mantener el funcionamiento de los ecosistemas y los servicios que prestan. De forma más indirecta, las industrias de fabricación utilizan materias primas de origen natural por lo que dependen de los servicios de los ecosistemas y, a través de sus decisiones de compra, influyen en la gestión del medio natural. Finalmente, todo el resto de los otros trabajos de la economía dependen de la biodiversidad en la medida en que es un componente importante de los ecosistemas y, al contribuir a su funcionamiento, ayuda a mantener los servicios de los ecosistemas que mantienen la vida humana, ofrecen una vida y un ambiente de trabajo razonables, y protegen a las personas y los bienes de los peligros de la naturaleza.

El estudio cuantificó el empleo en diferentes sectores dependientes en diferente medida de los servicios de los ecosistemas. También examinó los aspectos cualitativos de la relación entre biodiversidad y empleo. Concluyó que 14,9 millones puestos de trabajo (7% del total de la UE) están en actividades basadas en recursos naturales estrechamente relacionadas con la biodiversidad y dependientes en gran medida de la prestación de los servicios de los ecosistemas. Por su parte, The Economics of Ecosystems and Biodiversity ha estimado que las oportunidades globales de negocio ligadas a inversiones en biodiversidad podrían tener un valor de entre 2 y 6 billones de dólares USA en 2050.

De lo anterior se desprende que existe cierta evidencia de que las políticas de biodiversidad apoyan actualmente importantes niveles de empleo y tienen el potencial de generar un gran número de nuevos empleos a corto, medio y largo plazo. Hay, sin embargo, importantes lagunas de conocimiento sobre los diferentes tipos de ocupaciones que se van a generar, y sobre las cualificaciones y acciones formativas que harán falta para cubrir esas ocupaciones. El estudio de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea “The EU biodiversity objectives and the labour market: benefits and identification of skill gaps in the current workforce” elaborado por ICF-GHK en colaboración con BIOisEcologic InstituteIEEP y Naider, trata de cubrir esas lagunas. En un próximo artículo analizaremos las principales implicaciones de ese estudio.

Deja un comentario