Economia vascaSegún el informe trimestral de coyuntura elaborado por el Departamento de Hacienda y Finanzas del Gobiero vasco, en el cuarto trimestre de 2014, la economía vasca intensificó su ritmo de crecimiento hasta situar la tasa de variación interanual en el 1,9%, medio punto por encima de su valor precedente. Con ello, encadena cuatro trimestres de incrementos cada vez mayores, desde el 0,5% del primer trimestre hasta la mencionada cifra de final del año.

En comparación con el entorno, el PIB vasco superó ampliamente el dato de la zona del euro (0,9%) y el de la Unión Europea (1,3%), al tiempo que se sitúa una décima por debajo del ritmo marcado por la economía española en el mismo trimestre (2,0%).

En media anual, la economía vasca creció un 1,2% en 2014,  menos que en otros entornos de referencia pero dejando atrás la fuerte caída del año anterior (-1,7%) y corrigiendo el diferencial que le separaba de las principales referencias europeas.

La buena marcha del PIB se ha dejado notar también en el mercado de trabajo, puesto que el número de puestos de trabajo aumentó un 1,0% en el cuarto trimestre. A pesar de este incremento del empleo, la tasa de paro se mantuvo en el 14,5%, debido al aumento del número de personas que se han animado a buscar activamente empleo, ante la mejora de las expectativas económicas.

Por su parte, la fuerte reactivación de la demanda interna no tensionó los precios de consumo, que, al contrario, acentuaron su descenso hasta situarse en el -0,2% en el último trimestre de 2014. Además, el dato de enero intensificó hasta el -1,0% la tasa interanual del IPC. Estas cifras están condicionadas por el fuerte abaratamiento del petróleo en los mercados internacionales, un proceso que parece haber finalizado en febrero.

De cara a los próximos trimestres, la previsión del Departamento de Hacienda y Finanzas del Gobiero vasco apunta a una estabilización del crecimiento del PIB en ritmos ligeramente superiores al 2,0%. En concreto, se espera un avance del 2,3% para el conjunto de 2015. Este crecimiento se basará en la fortaleza de la demanda interna, con una pequeña aportación positiva del saldo exterior. Todavía puede haber problemas en la construcción, pero el resto de sectores mostrará un perfil dinámico. La creación de empleo este año será del 1,6%.

Update:

 El Ejecutivo autonómico ha elevado hoy su previsión al 2,3% este año y “algo superior” para 2016. No había previsiones de crecimiento tan elevadas desde el 2007. El Gobierno ha revisado al alza las previsiones de crecimiento de la economía vasca para este año, del 1,7% anterior al 2,3%, una situación que permitirá reducir la tasa de paro al 13,7%. El Gobierno preveía una subida del 1,7% del PIB, aunque se esperaba una revisión al alza en línea con la que se ha realizado en la economía española -el Banco de España elevó recientemente al 2,8% sus cálculos para todo el Estado.

Deja un comentario