portada_1Con las luces apagadas y bajo una insinuante voz en off, los premios Naider Acción y Compromiso 2010 comenzaron con la siguiente declaración:

La Era de Acuario traerá consigo una edad de hermanamiento arraigada en la razón, donde se solucionarán los problemas sociales de forma justa y equitativa. Se dará paso a una mejora intelectual y espiritual, ya que Urano, el planeta que rige el signo de acuario está asociado con la intuición y las percepciones del corazón…”.

Para llevar las riendas de esta nueva era de Aquarius, el equipo Naider, escogió a tres personalidades como Ángel Iglesias, Presidente y fundador de IKUSIJuantxo Lopéz de Uralde, Director de Greenpeace España yAdela Cortina, Directora de la Fundación Étnor, que contribuyen a sentar criterio en la sociedad.

El primero en recibir el Premio Naider Acción y Compromiso 2010 en la categoría de Innovación y Economías Inteligentes de la mano del Director de Tecnalia, Joseba Jaureguizar, fue el empresario Ángel Iglesias. Este en su discurso destacó la necesidad de crear empresas para la mejora de la economía y la importancia de la educación para formar a los líderes del mañana. También habló de la necesidad de ser eficaces, de la pérdida que supone para un país en términos económicos y personales tener tanta gente en desempleo, cuando podrían ser precisamente ellos una enorme fuente de riqueza para el conjunto de la economía.

El emprendedor donostiarra fue precedido por Juantxo López de Uraldequien recibió el galardón en el ámbito de Sostenibilidad y Cambio Climático de la mano de su emocionado amigo y miembro de Naider,Antxon Olabe.

El activista y Director de Greenpeace realizó una intervención muy personal sobre su propia trayectoria. Compartió con los asistentes cómo la casualidad y la urgencia le llevaron a enrolarse por primera vez en un barco de Greenpeace para impedir la quema de vertidos en el mar.  La misma urgencia que le llevó a ponerse en primera fila para realizar la acción en la Cumbre de Copenhague, de la que tanto hemos oído hablar. Tuvo también tiempo para ser crítico con la incapacidad de los líderes políticos para actuar y para recordar los paseos por el monte con su abuelo, los montes que invitan a pensar “¡qué hemos hecho!”.

El tercer galardón recayó en las manos de Adela Cortina que fue presentada por el antiguo alcalde de Vitoria-Gasteiz, José Ángel Cuerdaquien había sido galardonado con el mismo premio tres años atrás.

La filosofa valenciana hizo un repaso ligero pero muy atinado sobre los males que aquejan a los resortes morales de nuestra sociedad y apeló a la necesidad de revitalizar el valor de la justicia y la solidaridad en todos los campos de la vida. En especial, se refirió a los poderes públicos y cómo la actualidad nos dice que estamos ante “muy malas noticias” en estos tiempos. Pero según Adela: “los poderes públicos no son los únicos implicados en la consecución de una sociedad más justa y equitativa”, y abordó también el papel que tienen que tener las empresas como organizaciones sociales y el de la ciudadanía en una sociedad más equilibrada.

La entrega de premios se realizó dentro del  espectáculo dirigido y producido por Oier Garamendi y Rocio Amaro que elaboraron para la ocasión un teatro musical protesta donde se repasaban los males de hoy en día y se reclamaba la necesidad de un cambio en todos los niveles.

Tras la actuación teatral, la conductora de la gala, Ane Barrenetxea, animó a los asistentes a ser partícipes en la transformación de la sala. Y así, casi por arte de magia, el auditórium se convirtió en una sala diáfana donde todos los allí presentes tuvieron la oportunidad de disfrutar de una copa entre amigos. Entre los asistentes, la mayoría representantes de la administración pública y empresarios vascos, se encontraban Juan Ignacio Goicolea, viceconsejero de Innovación y Tecnología del Gobierno Vasco; Santiago Rementeria del Grupo Arteche; Isabel Sánchez, concejala de Relaciones ciudadanas y Presidenta de Bilbao Turismo del Ayuntamiento de Bilbao;  Pedro Luís Arias, viceconsejero de Universidades e Investigación del Gobierno Vasco y Elena  Pérez, la viceconsejera de Administración Pública.

Desde Naider nos gustaría agradecer a todos los que asististeis al acto y decir que fue un placer el poder reencontrarnos con grandes y algunos “viejos” y otros “no  tanto” amigos del proyecto.

Milesker denoi Naider Sarietan parte hartzeagatilk!

Y gracias otra vez Ángel, Juantxo y Adela por vuestra Acción y Compromiso!

Deja un comentario