secularizacion_0La elección del cardenal argentino Jorge Bergoglio como sumo pontífice de la Iglesia Católica, entre otras muchas cosas, parece evidenciar la apuesta de la curia romana por el mercado latinoamericano.

El implacable desapego de las sociedades europeas de la jerarquía romana ha hecho mella en la Iglesia y esta dirige ahora su mirada hacia el pujante mercado de almas latinoamericano. En Europa las anquilosadas y extemporáneas propuestas sociales de la Iglesia y el lento pero tenaz avance de la Cultura, la Inteligencia y el Conocimiento como motores del alma europea frente a la espiritualidad extramundana que oferta la Iglesia parecen haber inclinado la balanza hacia la elección de un jesuita argentino, conocedor de las tierras americanas y sabedor de que aún es posible encarrilar el rebaño hacia la Justicia de Dios, cuyo máximo representantes es él mismo, y alejarlo de la Justica del Hombre, cuyo avance parece también indudable en algunas sociedades de Iberoamérica que se encaminan con paso firme hacia una democracia social y de derecho.

Su conocida austeridad, su profunda espiritualidad, su cercanía a la gente de a pié y su oposición a los movimientos aperturistas de la iglesia parecen haber sido entendidos por la curia como los mejores ingredientes para el éxito de su misión evangelizadora o, más bien, re-evangelizadora.

En cualquier caso, su mensaje tiene cada vez menos hueco y si no modifican el producto el mercado le dará la espalda de forma irremediable como ha hecho ya en Europa.  Ora pronobis!

Deja un comentario