Los modelos climáticos publicados desde los años 1970 demuestran, por parte de la comunidad científica, una sólida comprensión del sistema climático de la Tierra y de cómo responde ante el efecto invernadero, según ha confirmado un estudio liderado por el climatólogo de Berkeley Zeke Hausfather publicado en la revista Geophysical Research Letters. De acuerdo a los modelos verificados, si seguimos con las mismas políticas, el calentamiento global antropogénico causará para 2100 un aumento de hasta 3ºC respecto a la temperatura pre-industrial, un escenario que el Grupo Intergubernamental de Expertos (IPCC) sobre el Cambio Climático considera catastrófico.

 

El estudio examina 17 modelos publicados en las últimas cinco décadas, comenzando por un modelo publicado a principios de los 70 e incluyendo dos modelos de los años 80 liderados por el climatólogo de la NASA James Hansen, quien testifico ante el Senado estadounidense en 1988 subrayando la fortaleza de las evidencias de la realidad del efecto invernadero. El estudio ha revisado asimismo los cuatro primeros informes del IPCC. 14 de los 17 modelos examinados son indistinguibles de lo que acabo ocurriendo en realidad, concluye el estudio.

 

Otras evidencias adicionales acesibles al público demuestran el cambio de las principales variables climáticas a causa de la emisión de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

 

 

 

Deja un comentario