tumblr_loyc49WKba1qa2l2po1_500Descubro una curiosidad en el blog The Urban Country. Como refleja la fotografía -la portada del San Francisco Call– en 1896 miles de manifestantes -100.000 personas, según el diario; eso sí es masa crítica– se reunieron para protestar contra lo que, ya entonces, consideraban una invasión ilegítima y excesiva de un electrodoméstico que en esa época comenzaba a ganar protagonismo en las calles, el coche. Market Street, arteria principal de la trama urbana de la ciudad californiana y actualmente en fase de revisión, sufría los crecientes excesos por hacer sitio al automóvil y los manifestantes reclamaban que volviera a su diseño anterior. Sin duda, será una de las primerísimas protestas en favor de la bici y una de las primeras señales de la percepción social de la llegada masiva del vehículo privado a las calles. Toda la información sobre el contexto se puede encontrar en The Great Bicycle Protest of 1896. Una buena historia, sin duda.

La protesta no se dirigía contra el automóvil de forma prioritaria. Tenía, sobre todo, el objetivo de defender el propio papel de la bicicleta como vehículo de progreso, una vez que en la segunda parte del siglo XIX algunas ciudades de Estados Unidos descubrieron este medio de transporte y se popularizó rápidamente. Este ascenso tuvo que hacerse un hueco, en realidad, entre otros modos de transporte previos a la generalización del automóvil como eran los carruajes de caballos o los tranvías. El movimiento Good Roads, bajo el que se organizó la marcha en San Francisco, quería dignificar las calles y posibilitar de los cada vez más diversos modos que la ocupaban. La marcha trataba de incidir en las nuevas normas municipales que buscaban arrinconar la bicicleta porque su presencia empezaba a generar problemas de convivencia dado su alto nivel de utilización. Más o menos, podría ser como la hora punta hoy en día en Copenhague:

Desde entonces, todo un siglo entero dominado por la preeminencia a favor del coche en el diseño urbano y la reserva de espacios en la ciudad. El gran error del desarrollo urbano centrado en el automóvil, frente a la tendencia actual que vuelve a dirigir la mirada a la bicicleta. Y del Good Roads hemos pasado al movimiento Complete Streets como fórmula para tratar de generar condiciones de igualdad y equilibrio entre todos los que usamos la calle para desplazarnos -o para cualquier otro uso- sea cual sea el modo que utilicemos.

También te puede interesar:

Deja un comentario