Los amantes del surf con una vida laboral tan ajetreada que no puedan ni quitarse el traje de encima están de suerte. La marca Quiksilver ha elaborado un traje de neopreno que permite ir a hacer surf y al trabajo. Mediante tecnología puntera se ha conseguido que los altos ejecutivos puedan disfrutar del surf.

Muy altos cargos deben de ser pues los trajes no bajan de 2.500 dólares el más asequible. La principal razón para crear estos trajes ha sido combatir la falta de tiempo que el mundo laboral conlleva y poder así ir directamente a la playa sin pasar por casa. La camisa que vemos en las imágenes también es especial, está confeccionada con el tejido Dry Flight (tecnología de 3M y QuikSilver), repelente al agua. La corbata está creada con materiales que se llevan bien con el agua y podemos encontrarlos en los modelos black, navy, y tuxedo.

Los trajes de toda la vida que siempre han sido costosos de quitar ya no son una excusa a la hora de practicar surf. O tal vez si, y es que entre los inconvenientes que encontramos esta su grosor, que con tan solo 2 milímetros no parece muy adecuado para los fríos días de invierno en los que los verdaderos surfistas también se mojan. Sin duda, una gran innovación, que no está  muy claro si su objetivo es llegar a ser  comercializable (Altos precios y poca utilidad en invierno) algún día o simplemente una estrategia de la marca para hacerse notar en el mercado y demostrar la calidad de su tecnología.